Ser Masón y calidad humana

Los Masones nos tenemos que caracterizar siempre por ser buenas personas, y tener por bandera una actitud y un comportamiento intachable. Somos personas ilustradas, Morales y libres, que como hermanos, nos debemos mutuo auxilio.

Ello implica que hombres y mujeres de diferentes tendencias, posiciones o credos, creamos una escuela de libertad. En la que creamos nuestra propia voluntad como personas que quieren desarrollarse internamente y aportar al grupo y a la sociedad elementos para el progreso basados en los principios de igualdad, libertad y fraternidad.

Sin embargo, no siempre las cosas son fáciles, y en este sentido es importante que el grupo de personas buenas podamos estar cohesionados y compartir nuestro esfuerzo. Hemos de ser conscientes del significado que tiene y del compromiso que supone la pertenencia a nuestra Logia.

Dada la importancia que yo, como masón, doy a todas las personas que conformamos nuestras logias, he querido preparar esta plancha, casi a modo de oración, que en lugar de estar dirigida a mi Dios cristiano, a una divinidad o al Gran Arquitecto del Universo, está dirigida exclusivamente a vosotros, mis hermanos masones.

 

QUERIDOS HERMANOS


Intentemos que nuestro paso por la tierra no sea insignificante

Somos constructores de nosotros mismos y aportamos nuestro esfuerzo para lograr el progreso de la sociedad.

Ojalá que siempre recordemos que siempre nos merece la pena trabajar y luchar por un mundo mejor.

Ojalá que siempre actuemos bajo la premisa de que no trabajar por nuestros ideales, que rendirse antes de hora, nunca puede ser una opción para nosotros.

Ayudadme a aprender, a ser, y a hacer.

A apreciar el arte del desacuerdo reflexivo

A decir la verdad delante de los fuertes.

A no decir mentiras por el aplauso de los débiles.

 

Ayudadme a ser abierto de miras

A reconocer mis barreras. A aceptar mi ignorancia

A preocuparme por el objetivo y no por las apariencias

A apreciar la perspectiva de los otros desde la empatía y no desde el rechazo.

 

Ayudadme a aprender y a entender, sin discutir

A buscar la mejor respuesta entre todos

A reconocer que para construir, primero hay que aprender

A tomar decisiones eficaces, basadas siempre en el respeto y en el bien común

 

Ayudadme a entender que las personas funcionamos de formas muy distintas

A entender que el poder se deriva de comprender cómo funcionamos los individuos.

A descubrirme yo mismo y descubrir cómo son los demás

A entender que las grandes batallas mentales hay que controlarlas para que sean beneficiosas

 

Ayudadme a ver con bondad el mundo y a la sociedad.

A reconocer los síntomas de la cerrazón.

No dejéis que el orgullo soberbio me engañe si triunfo.

Ni que caiga en la desesperación y me rinda, si fracaso.

Ayudadme a superar los fracasos y a mantener siempre la esperanza.

 

Intentad que no me olvide que perdonar es lo más grande del fuerte, y que la venganza, la envidia y el rencor es la reacción del pobre de espíritu.

 

Ayudadme a ser libre sin licencias, grande sin orgullo y humilde sin bajezas.

A ser firme sin ser tenaz, severo sin ser inflexible y atento sin ser servil.

A no juzgar ligeramente las acciones de las personas.

….

Quiero poder escuchar siempre la voz de nuestra conciencia

Quiero Amar fraternalmente  y ayudar a los buenos y huir de los malvados, pero sin odiar a nadie.
Quiero que si me olvido de vosotros, Por favor, no os olvidéis de mí.

Sigamos la senda del honor y de la justicia. Dejando que la razón sea nuestra guía, la Libertad nuestra bandera y el Progreso de la Humanidad nuestro objetivo.

Todo esto os lo pido desde mi convicción de que es posible construir un futuro mejor, y que el progreso o decadencia de nuestra sociedad depende de nosotros, de nuestras acciones, de nuestros hechos, de nuestras actitudes.

No nos podemos quedar en las palabras y en las disquisiciones, sino que hemos de tomar conciencia de nuestra trascendencia para el futuro de la humanidad

Luchemos por nosotros, por los derechos humanos, por el triunfo de la razón y del sentido común, por la ciencia y la verdad, por la dignidad de todos los seres humanos, por el trabajo dirigido a construir un futuro mejor, y en definitiva por el progreso de nuestra sociedad.

 

Si tenemos fortuna, busquemos la felicidad.            Si tenemos fuerza, busquemos la razón. 

Si tenemos éxito, busquemos la humildad.      Si tenemos humildad, busquemos la dignidad.

 

Recordad siempre que un masón siempre vive y muere de pie

 

Libertad, Igualdad y Fraternidad                               Ciencia, Progreso y Trabajo



Additional information