El ser humano desde que nace tiene la determinación de encontrar la verdad por sí mismo. Así su experiencia es liberadora, es un redescubrirse en la confianza y el respeto a sí mismo.

La soberbia una enfermedad debilitadora


A ti que sólo te ves a ti misma, soberbia, arrogante.
Que te escondes de forma altiva en tus entrañas,
experta eres de la falacia y el desdeño sobre la opinión ajena.
Siempre te alimentas absorbiendo al más débil,
con tu alquitrán pegajoso sembrando dudas y abandono.
Pero no te das cuenta de que en el laberinto de tu mente
anida tu propia desdicha, confusión y fracaso.
Por ello, cuando tú niegas voz y trabajo al esfuerzo desinteresado,
se te cae la careta humedecida en el sudor de tus angustias.
Por suerte, la grandeza del ser humano te superará
y así te verás hundida en la ciénaga de ti misma.
Sin embargo, el ser humano mayoritariamente es bondad, trabajo y respeto.
Por ello, a ti soberbia, sólo nos cabe abrir nuestra mano,
y, si es tu deseo, contagiarte del rigor del librepensamiento.

La vida es un conjunto de sonidos vocales, que conforman un ser humano capacitado y que construye su armonía con el valor de la experiencia y la búsqueda de la sabiduría.

Jesús Aznar (1-2-2019)

Additional information